Somos lo que llaman una gipsy brewery, una cervecera nómada, lo que significa que no tenemos fábrica propia y vamos a fábricas de otros proyectos a elaborar. Esto quiere decir ¡que NO puedes visitar nuestras instalaciones!

Hacemos cervezas con carácter, con sabor y sobre todo con equilibrio. Nuestro objetivo es que te gusten, que disfrutes de su calidad, mientras nosotras nos divertimos (recuerda que hacemos cerveza, no llevamos juicios de la Gürtel).

Nos encanta experimentar con diferentes ingredientes, no filtramos y no pasteurizamos. Damos importancia por igual a todos los ingredientes que echamos a la olla sin santificar al lúpulo de forma exclusiva.

A continuación un poco de la que ha sido nuestra historia desde los inicios hasta la actualidad:

2009

Lo típico, por aquel entonces donde vivíamos no había manera de encontrar algo rico para beber así que decidimos empezar a autogestionarnos ese asunto que tanto desasosiego nos traía. Teníamos el agua y la energía, sólo nos tuvimos que hacer con unos achiperres y el resto de los ingredientes.

2012

En una conversa telefónica, Nora dice que ha conseguido trabajo en México, la otra contraparte le cuenta todo este lío y ¡¡no se va!!

2013

Empezamos con los trámites para montar fábrica en Mérida pero no conseguimos toda la financiación así que decidimos montarnos nuestra propia historia.

2014

Cervecera Libre nace con la idea de ser libre como el viento y poder tener libertad de movimiento. Sacamos La Loba en España y ese mismo año nos vamos a EE.UU. a crear Medea con exitazo.

2015

Sacamos la Lagarta en colaboración con Extremadura Entiende, eternamente agradecidas.

2016

Nos unimos con Cervezas Bailandera para hacer una Winter Ale. Brujería para deshacerse de estereotipos.

2017

Nos unimos con La Txika de la Cerveza para hacer Wanted y surge un bonito proyecto: www.cuatroperras.com